Estaba esperando un momento verdaderamente apacible para poder explicar todo lo que vuestro esfuerzo ha significado para mi y para que el largometraje Bolboreta, mariposa, papallonase convirtiese en una realidad tangible.

He tardado en hacerlo, varios años, precisamente porque sé de la importancia de lo que pretendo hablar e intuía que el paso del tiempo elevaría mi agradecimiento al lugar que os merecéis todos y cada uno de vosotros. Conozco bien lo que significa dedicarse al trabajo del cine en cualquiera de sus facetas, desde el maquinista, pasando por el foquista, las personas de producción, dirección artística, el microfonista, un auxiliar, un ayudante de dirección o un meritorio de cámara que también lo he sido y sobre todo conozco lo que significa cualquiera de esas funciones en producciones de bajo presupuesto en las que uno se deja la piel sin tener de antemano un estreno asegurado, muchas veces sin saber con seguridad si el rodaje podrá terminarse y en ocasiones haciendo jornadas verdaderamente largas, a veces incluso ininterrumpidas; sé también lo que es amar el cine y reconozco fácilmente a quien se desvive por hacerlo; por ello sé que los que me acompañasteis aquel año de 2005 hasta Galicia, en aquel viaje cinematográfico, apasionante e intenso, que supuso el rodarBolborta, mariposa, papallona sois de los que no sólo amáis profundamente el cine sino que también conocéis todas y cada una de las entrañas y vericuetos de este complejo y duro oficio. También sé que, tanto en ese mi segundo largometraje, como en todos los trabajos en los que participáis, hacéis lo que hacéis porque forma parte de vuestra vida, porque sabéis que gracias a la pasión que ponéis en ello, cada película tiene también algo de vuestra mirada, porque la emoción que volcáis en cada rodaje se ve reflejada en la pantalla y en ese sentido, como director de este trabajo, puedo asegurar que, de la misma forma que vuestro corazón alimentó aquel rodaje, hoy sigue siendo vuestro corazón el que le continúa dando la vida, en todas y cada una de las proyecciones, a Bolboreta, mariposa, papallona. Gracias.

fotoe quipo Bolboreta, mariposa, papallona

Foto del equipo de rodaje del largometraje “Bolboreta, mariposa, papallona“. 

No sólo os escribo estas palabras por aquel esfuerzo, ni únicamente por lo grande que es vuestro amor al cine, sino también porque aquella dedicación que pusisteis en aquel trabajo me permite extender mi agradecimiento a todos los que, como vosotros, a diario hacen posible que otros proyectos singulares, habitualmente de difícil salida comercial y de bajo presupuesto, terminen existiendo y siendo el goce de aquellas minorías que tienen la suerte de descubrirlos. Ellos y vosotros hacéis posible, en una u otra ocasión, de una forma u otra, que un reducto invencible de ese otro cine, que, por suerte para todos, habita en los márgenes más alejados de lo comercial, de lo habitual, de lo políticamente correcto, de lo mediáticamente rentable, sea una realidad y con ello nos descubrís, descubrimos, que la mirada de todo lo que nos rodea y del ser humano en particular es mucho más inmensa, verdadera, sentida y sobre todo mucho más rica y viva de lo que piensan aquellos que insisten en que un mundo homogéneamente globalizado es más bello y placentero.

Hoy, desde una casa de campo ubicada en las tierras albaceteñas que vieron nacer a mi padre y que me vieron crecer a mi y que muchos de vosotros conocéis, alejado de la televisión e incluso de internet, puedo escribir estas líneas mientras contemplo este paisaje invernal

Desde la ventana

A mi lado, este fuego

fuego de chimenea

y cuando se acercan las horas de la comida, proyectos de arroces como éste

Sarten de arroz

Desde este lugar, al que tantas cosas me unen, os quiero nombrar a todos los que trabajasteis en Bolboreta, mariposa, papallona pues a mi entender, con vuestro amor por lo que hacéis, estáis enriqueciendo la mirada de este mundo. No sois los únicos pero también sois:  Yolanda Olmos, Leonor Miró, Verónica Font, Valerie Delpierre, Isabel Castella, Carlos García, Bet Rourich, Menna Fité, Ainhoa Arana, Itati Moyano, Juan Sánchez “Cuti”, Joan Lluró, Roberto Quinteiro, Aitor Echevarria, Mara González, Jordi Antas, Gerard Tárrega, Graciela Vila, Elvira Vizcaya, Amaya Vilas, Yaiza González, Estefanía Sánchez, Montserrat Saez, Arantxa Domínguez, Luis Miñarro, Montse  Pedrós, Rocío Martagón, Óscar Peláez y Jaime Miró.

Y para que este agradecimiento no tenga un final conocido, inicio una pequeña lista de películas en las que unos u otros habéis participado y que cada cual puede ampliar como mejor le parezca.

Estigmas de Adan Aliaga

Cartel de “Estigmas“.  Dirigida por Adan Aliaga.  Imagen extraída del blog “Las horas perdidas

Leon_y_olvido

Cartel de “León y Olvido“.  Dirigida por Xavier Bermúdez.  Imagen extraída del foro vegetariano.

Ingrid de Eduard Cortés

Cartel de “Ingrid“. Dirigida por Eduard Cortés.  Imagen extraída de Cineo.net   

Blog de Elena Trapé

Cartel de “Blog“. Dirigida por Elena Trapé.  Imagen extraída del blog “24 reflejos por segundo“.

Aqua, el riu vermell

Cartel de  “Aqua, el riu vermell“.  Dirigida por Manel Almiñana.  Imagen extraída de Anoia cultura.cat

CAH-Sinaia

Sinaia, más allá del oceáno“.  Dirigida por Joan López Lloret.  Imagen extraída de Cinema Ad Hoc.

Cartel El efecto K, el montador de Stalin

Cartel de “El Efecto K“.  Dirigida por Valentí Figueres.  Imagen extraída de la web de El efecto K, el montador de Stalin

Fuente alamo

Cartel de “Fuente Álamo, la caricia del tiempo“.  Imagen extraída del archivo de Producciones Doble Banda.

543892_267733750022702_152777109_n

Cartel de “La camisa de Christa Leem“.  Dirigida por Leonor Miró.  Imagen del archivo de Producciones Doble Banda.

Nos hacemos falta

Cartel de “Nos hacemos falta“. Dirigida por Juanjo Giménez Peña. Imagen extraída de Cameo


poster

Cartel de “Vos que sos mi hermana“. Dirigida por Yolanda Olmos.  Imagen del archivo de Producciones Doble Banda.