Hoy, en el día de mi cumpleaños, os quiero regalar otros dos instantes más, de los muchos que existen y existirán, entre Chantal Maillard y Carlos Skliar. Como dije en un artículo anterior (Instante 1, Chantal Maillar y Carlos Skliar) no sólo fue maravilloso el poder filmarlos en el bar Mitte de Barcelona sino, también, el hecho de haber convivido y seguir conviviendo con ellos en la sala de montaje; observar con detalle sus rostros, escuchar repetidas veces el tono de sus palabras, sentir como hablaban sus manos, sus gestos…

En definitiva, el estar cerca, tan cerca de esas dos figuras de la literatura actual, produce y ha producido en mi una inmensa alegría. Gracias Chantal, gracias Carlos! Espero que la gente disfrute de vuestra magia como yo lo estoy haciendo cada uno de los días en los que me aproximo a la sala de edición y recupero vuestras imágenes y vuestras palabras para extraer, con ello, esta diversidad de instantes que pienso ir publicando con una idea clara, la de no preocuparme por el tiempo.

Carlos Skliar en el bar Mitte  de Barcelona mientras le leía a Chantal que estaba sentada frente a él. Imagen extraída de la propia grabación.

Chantal Maillard escuchando a Carlos Skliar. Imagen extraída de la propia grabación.